El tema de los chakras en los animales es uno de los que más interesa a los lectores de la Newsletter de Vida Natural Animal. En una encuesta de 20 temas naturales para perros y gatos, está entre los 6 primeros, seguido de temas como la alimentación natural y las Flores de Bach.

Se nota que sois lectores inquietos, que os atraen los temas que os relacionen lo conocido, como el organismo, con lo no tan conocido o vibracional, como el sistema energético de cada individuo.

El sistema energético no son 7 chakras aislados en tu perro o tu gato…

Es un sistema, como su nombre indica, con varios componentes, todos relacionados entre ellos.

Cuando pensamos en el ser humano y en donde están sus chakras, siempre nos imaginamos una figurita tal que así:

blank

Con 7 “bolitas de colores” a lo largo de la columna vertebral y hasta la coronilla. Estas “bolitas” son la representación de los chakras, y éstos están relacionados con todo el campo energético del ser (aura), así como con los nadis (si haces yoga te sonará que hay unos canales de energía en tu cuerpo) y con los meridianos de acupuntura. Los sistemas energéticos que conocemos, como los que te acabo de nombrar, no están aislados unos de otros, sino que están interrelacionados.

A veces pensamos que sólo hay meridianos, o que sólo hay chakras, pero son términos para poder entenderse unos terapéutas o médicos bioenergéticos con otros, y para llevar a cabo acciones terapéuticas localizadas. Pero la realidad va más allá de lo descriptivo. Estos sistemas los describimos para nosotros, dándoles nombre y así dándoles verdad, o existencia, o localización. Pero eso no quita que la cuántica de aquí a un tiempo (o en el presente, algunas otras disciplinas), describan aún más “carreteras energéticas” como los meridianos, y más centros energéticos como los chakras. O los unan todos de forma descriptiva en un sólo término, como podría ser bioenergética o mecánica del ser.

Pasa igual en perros, en caballos, en conejos, en gatos…

¿Qué es y qué hace un chakra?

Los chakras son centros energéticos responsables del fluir de la energía en el cuerpo. Tienen como función principal intercambiar la energía o información del ambiente, con la energía o información del organismo, y se encargan de que el aura esté correctamente cuidada. De esta forma se mantiene el equilibrio en el cuerpo.

Aunque en los dibujos los representamos en forma circular, son como embudos que permiten la entrada y salida de información. Si están desequilibrados o bloqueados, esta energía no fluye correctamente, y según el chakra afectado, dará un tipo u otro de problemas al organismo.

Cada uno de los 7 chakras principales (sí, hay muchos más, hasta 88.000 dicen algunos escritos antiguos, pero muchas veces nos centramos en 7 chakras, y unos pocos más en nuestros amigos cuadrúpedos) es responsable de una zona del cuerpo, y en general de los órganos y glándulas de esa zona del cuerpo, así como de las emociones relacionadas con ese chakra.

A través de los chakras nuestros compañeros (y nosotros) pierden energía cuando están ante un sufrimiento emocional o físico, pues cada chakra es un centro neurálgico de una determinada zona del cuerpo, o del desarrollo emocional:

El funcionamiento equilibrado de los chakras es sinónimo de salud. El bloqueo o desequilibrio en alguno de ellos es sinónimo de problema físico o emocional.

Por suerte existen muchas técnicas suaves que ayudan a restablecer el equilibrio de los chakras y aportan salud y/o calidad de vida a nuestros compañeros cuando las usamos, sumadas al tratamiento que esté recibiendo si es un animal enfermo.

Técnicas que equilibran el sistema energético de tu perro o  tu gato:

Aquí tienes información de cada una de las técnicas que suelo utilizar cuando quiero equilibrar algún/os chakra/s o sencillamente buscamos el equilibrio del sistema energético para ayudar al animal a salir del problema emocional y/o físico en el que está:

  • Reiki
  • EFT (tapping)
  • Acupuntura
  • Flores de Bach
  • Uso del péndulo en terapia sobre el animal
  • … existen muchas más, como la gemoterapia, la cromoterapia…! La medicina vibracional es tan amplia como el campo de información que maneja la mente… y cada día hay más avances sobre el apoyo a la salud mediante el equilibrado del sistema energético. Así que es un tema inabarcable, que tanto los alumnos de Flores de Bach como los de los demás cursos, saben que me a-pa-sio-na totalmente.

Mediante la técnica adecuada, el veterinario o terapeuta ayudará al animal a restablecerse, uniendo alguna de estas técnicas a cualquiera de las herramientas clásicas de medicina veterinaria, si es necesario. Todo apoyo a la homeostasis es apoyo a la salud. Todas las que te he listado son herramientas compatibles con la alopatía (medicina “normal”… Nota: ¿qué es “normal”?).

Nuestros compañeros animales, perros y gatos, y caballos, no tienen 7, sino 8 chakras principales

…y otros grupos de chakras importantes en ellos, que no puedo dejar de nombrar, pues veréis que para ellos son muy importantes.

¿Los quieres ver?

En el sistema energético de perros y gatos, nos fijamos en los siguientes centros energéticos:

  • 8 chakras principales, que corresponden a los que quizás ya conoces del ser humano (7) + el Chakra Braquial u octavo chakra
  • 21 chakras menores
  • 6 bud chakras

Como nexo de unión entre el cuerpo sutil y el físico de nuestros compañeros cuadrúpedos, nos encontramos con estos 8 centros energéticos principales o Chakras que actúan a modo de reguladores de la energía vital, del plano mental y estado de conciencia.

A grandes trazos, para que te hagas una idea de que cada chakra trata de unos temas concretos, te pongo temas relacionados con cada uno de ellos.

–> En el curso de Reiki para Animales verás que en realidad podemos hablar muchísimo más de cada una de las facetas de cada chakra, y qué tipos de remedios equilibran a cada uno, pero una lista resumen sería la siguiente:

1. Chakra base o Chakra raíz (rojo): tiene que ver con la supervivencia y la sensación de seguridad. Muy relacionado con el miedo, ansiedad, falta de seguridad objetiva o subjetiva, territorialidad. En no humanos es importante junto a los bud chakras en cuanto a la conexión con la tierra y con lo material. En ellos también es importante la relación de este primer chakra propio con el primer chakra de su humano vínculo. Si el humano siente muchas inseguridades/miedos en su vida, sobre todo gatos pueden somatizar la carencia del humano mostrando debilidad en su primer chakra.

En el cuerpo tiene relación con los intestinos, las caderas, las extremidades posteriores, el sistema musculoesquelético, urinario …

2. Chakra sacral (naranja): gestiona la relación con los demás, la dualidad, y la sexualidad, así como el placer. Se encarga de la perpetuación de la especie. Se suele manifestar con problemas en cuanto a límites con sus humanos o con los demás, posesividad afectiva (hacia cachorros, hacia sus humanos), exceso de gemidos (causa emocional), etc.

En el cuerpo tiene relación con el aparato reproductor, intestinos, sistema linfático…

3. Chakra del plexo solar o Chakra del poder (amarillo): regula la bondad y la conciencia del propio poder/capacidad, auto aceptación y confianza de poder realizar las cosas. Si está desequilibrado se manifiesta con ira, agresividad, timidez, animal dubitativo, abatimiento y/o falta de ganas de jugar. Suele haber relación de los desequilibrios emocionales de este chakra del humano que vive con el animal (ansiedad, rabia, control…).

En el cuerpo tiene relación con órganos abdominales y la calidad de la sangre (relacionada con el hígado).

4. Chakra del corazón o Chakra cardiaco (verde o rosado): es el chakra central que une los chakras inferiores con los superiores con el octavo chakra (central también) y, principalmente, tiene que ver con el amor, empatía, cariño, la compasión y la empatía. Es el chakra que procura el equilibrio entre el dar y el recibir. Suele ser muy amplio en perros y gatos (pecho y cruz). Los celos, posesión, ansiedad por separación y rechazo general a interactuar con otros gatos o perros, pueden estar relacionados con este chakra.

En el cuerpo tiene relación con corazón, pulmón, timo, sistema inmunitario y circulatorio. Muy relacionado con el chakra anterior (plexo solar).

5. Chakra de la comunicación o chakra de la garganta (azul claro o turquesa): gestiona la comunicación, la tiroides y el sistema endocrino. Si está desalineado, puede manifestarse con comunicaciones vocales excesivas en perros y gatos, como maullidos y gemidos, además, puede ser incapaz de hacer caso e ignorarte cuando lo llamas, etc. En resumen, todo tipo de problema de comunicación. Animales a los que se les fuerza a no poder expresarse (ladrido, correa que tira sin permitir movimientos, maullido) pueden tener problemas en los órganos relacionados con este chakra.

En el cuerpo, tiene relación con la garganta, oído, boca, mandíbula.

6. Chakra frontal o Chakra del tercer ojo (azul índigo): tiene que ver con la aceptación del ser, la percepción y el conocimiento. Si está desalineado o bloqueado, el animal se distrae con facilidad o está distante. A nivel físico, ocasiona problemas como dolores de cabeza, problemas de equilibrio y de no contacto con la realidad (convulsiones, ausencias…) y problemas oculares.

En el cuerpo, tiene relación con la cabeza en general, glándula pineal, ojos, parte interna oídos.

7. Chakra corona o Chakra de la coronilla (violeta, dorado o blanco): es el que se conecta con lo espiritual o con todo lo que es. Si está desalineado o cerrado, el animal se muestra deprimido y con poca conexión con los que lo rodean. Los problemas del sistema nervioso central tiene que ver con estos dos últimos chakras (neoplasias en cerebro, cerebelo, médula espinal, problemas/enfermedad en las meninges o en el encéfalo…).

En el cuerpo, tiene relación con el cerebro, el sistema nervioso central y autónomo.

Aunque lo he remarcado en algunos de los arriba nombrados, y dejando de lado nuestro sentimiento de culpa, suele haber relación entre los desequilibrios emocionales de los chakras del humano que vive con el animal (a nivel físico o emocional), y los desequilibrios que muestra el animal por somatización. A este nivel, hay más desequilibrios en los animales que viven con nosotros que en los animales que viven a su aire sin presión humana.

8. Chakra braquial u Octavo chakra (punto oscuro o transparente). Patinkas tiene un espacio web muy interesante en el que nos comenta acerca de los chakras de los animales. En ella comenta que:

El octavo chakra o Braquial (yo lo entiendo como una parte concreta del 4º chakra), según Patinkas, se localiza a la altura de las escápulas a ambos lados del cuerpo (ver foto). Es el centro energético principal en todos los animales y está unido al resto de chakras.

El Chakra Braquial es el chakra relacionado con la interacción humano-animal, y se propone que cualquier  tratamiento empiece por este chakra. Está muy relacionado con el vínculo humano-animal, y según el caso puede estar bien o puede estar muy afectado (maltrato, desconfianza).

Quiero comentaros también antes de seguir, que aunque estemos listando los chakras por separado, normalmente, cuando un animal no está bien, no tiene tan sólo 1 centro energético desequilibrado, sino que su enfermedad o estado emocional se debe a la combinación de desequilibrios en uno o varios de sus chakras.

blank

Copyright image provided courtesy of Patinkas © 2009-2012

En esta imagen observamos la presencia de:

– Los siete chakras principales, su ubicación en animales cuadrúpedos
– El octavo chakra o Braquial (8th, Brachial)
– Uno de los chakras menores sensorial (Sensory)
– Los Bud chakras, también menores en extremidades y pabellones auriculares.

Pattinkas nos explica acerca del resto de sistema energético que:

Los 21 chakras menores están distribuidos por todo el cuerpo, pero uno de los chakras menores más importantes es el Sensory Chakra, a la altura del hocico, debajo del 6º chakra. Está relacionado con el “sexto sentido” que siempre decimos que tienen nuestros compañeros. Los animales están constantemente computando y absorbiendo información sensorial (mucho más que los humanos), y este es uno de los chakras más implicados, junto con los otros 20 chakras
menores (minor chakras).

Los Bud chakras se encuentran en cada pie y también uno bajo cada pliegue de oreja (ver foto, los Bud están en azul turquesa). Son especialmente receptivos a las vibraciones sutiles de energía. Por ejemplo cambios climáticos, como tormentas, o eventos mayores, como huracanes o terremotos. Los Bud chakras de los pies a menudo se usan para encontrar
superficies de la tierra adecuadas para el propio animal. Cuando encuentran esas zonas en el terreno, se echan allí o están un rato descansando en esa zona. Esto les ayuda incluso a enraizarse mejor.

Tus manos y la Naturaleza ya ayudan mucho al sistema energético de tu compañero canino o felino

Una vez hemos visto todo el sistema de centros energéticos de tu animal, podremos pensar que quizás es algo superfluo el hecho de conocer los chakras y ayudar a equilibrar cada uno de ellos. La verdad es que no es nada superficial. Nuestro bienestar y su calidad de vida depende de que la energía fluya bien por todo el cuerpo del animal.

¿No te pasa que si está mucho tiempo encerrado un animal, o incluso hacinado en jaulas, ves que le cambia la expresión de la cara totalmente, cuando contacta media hora o unas horas con un bosque, la playa, o cualquier espacio en plena naturaleza? ¿Y en tus compis felinos, notas a veces esa calma que le pasas cuando a lo mejor él está un poco agobiado y tú le ayudas a calmarse simplemente acariciándolo, con el calo de tus manos?

¿Y esos animales enfermos, que cambian su expresión facial después de un buen rato de masaje suave? Aportar bienestar no está lejos de tus manos.

Somos energía, y compartimos energía con el entorno. Cuanta más higiene energética tengamos, más equilibrados nos sentiremos. Conociendo estos centros energéticos de tu animal, puedes aplicar tus manos en ellos con más conciencia hoy, y con tu intención aportarle un poco de la mejor medicina que hay, que es el calor de tus manos, unas manos que aman al ser que tocan.

Te invito a seguir profundizando:

Sí, toma este hilo y lee más sobre el tema, o ponte en marcha y aplícate a conocer mejor las terapias manuales que aportan equilibrio y desbloqueo, como el Reiki y el EFT (tapping), para así experimentar en ti y en tus compañeros peludos el poder de tus manos a la hora de aportar calidad de vida, necesaria en todos los hogares, vivan animales enfermos, o sanos.

También, para profundizar en el apoyo a cada chakra, y conocer con qué órganos, partes del cuerpo, y más emociones están relacionados los chakras, mejora tu sentir y tu práctica de Reiki con ellos, mira este artículo donde te explico mi idea para que conozcas mejor el Reiki para Animales. A lo mejor es tu caso, mira.

Yo te espero en el próximo artículo, en la Newsletter de Vida Natural Animal.