Guestpost de Doris Rämisch.

En este post, desde Puromenu queremos hablarte de la dieta para perros enfermos y gatos enfermos. Contrariamente a cuando están sanos, nuestros amigos tienen necesidades especiales cuando están enfermos. En muchos casos una alimentación apropiada y natural puede ayudar a mantener una alta calidad de vida y en otros, incluso a reducir algunos de los problemas.

Posiblemente hay tantas necesidades como enfermedades, de modo que no vamos a poder abordar todas ellas en este post, pero sí las más comunes, dejando atrás las digestivas, que tratamos ya en el último post. Para ello os hemos preparado un resumen de las principales enfermedades en órganos y su dietética apropiada.

Siempre es importante recordar que, en caso de enfermedades graves, es obligatorio acudir a un veterinario, así como explicarle nuestra manera natural de alimentar. Bajo ningún concepto deberíamos atrevernos a diagnosticar o curar a nuestros peludos solos.

¿Qué es una enfermedad?

Una enfermedad es un trastorno de un órgano, la psique o de todo el cuerpo. Puede tener muchos orígenes: bacterias, virus, parásitos, la propia genética, malnutrición, accidentes, estrés, edad o el clima, entre otros.

Una enfermedad puede verse de diferentes maneras, entre ellas, el convencional y el alternativo u holístico. Ambas tienen sus ventajas e inconvenientes. Quizás la diferencia más importante es el enfoque; en la medicina alternativa o complementaria se trata de todo el cuerpo y sus sistemas importantes, no solo del dolor o del órgano que no funciona, sino del equilibrio en todo el sistema. La alimentación juega un rol importante es ese equilibrio.

En las palabras de Hipócrates, muy mencionado en la nutrición natural: “Que el alimento sea su medicina, y la medicina su alimento.”

Las alergias

Una alergia es una reacción exagerada del sistema inmunológico a alimentos o substancias naturales que en un cuerpo normal no causan reacción. Los síntomas pueden ser muy diferentes, desde un picor leve hasta un choque anafiláctico. Todas las reacciones alérgicas son inflamatorias. El origen puede venir de muchísimas cosas como una intolerancia oral, una nutrición no apta para el animal, un sistema digestivo debilitado, debilidad del sistema inmunitario, medicamentos, tóxicos o la propia contaminación ambiental.

Es interesante saber a qué es alérgico nuestro perro o gato para después poder ayudarlo. Para ello los veterinarios pueden hacer tests de alergias, aunque no siempre son certeros 100%. Frecuentemente los agentes alérgicos son los siguientes:

 

  • Cereales
  • Productos lácteos
  • Levaduras
  • Nueces
  • Legumbres
  • Carne de pollo o de ternera
  • Huevos
  • Conservantes
  • Insecticidas
  • Productos de limpieza
  • Hongos
  • Piojos
  • Polen
  • Hierbas y plantas

Si nuestro compañero es alérgico a un alimento es importante dejarlo de inmediato y no darlo más.

Alternativamente a los tests de alergia y si tenemos la sospecha de que el animal sufre de una posible alergia alimenticia podemos llevar a cabo una dieta de eliminación: 

Para ello elegimos una fuente cárnica y una verdura, y se la daremos sin más durante un mínimo de cuatro semanas. La fuente cárnica debería ser una que el perro o gato no haya comido en los últimos dos años o incluso mejor, nunca, y para la verdura exactamente lo mismo.

comida natural para perros y gatos

Podemos dar todas las partes del animal, incluido vísceras y huesos.
Si vemos una mejora en las 4 semanas, podemos incluir otra fuente proteica adicional y ver como reacciona el animal. Así, seguimos y probamos todas las carnes y verduras que queramos dar. En las primeras cuatro semanas tenemos que ser estrictos, ni una pizca de otra cosa puede caer, ni una chuche, de lo contrario, puede ser que nuestro compañero reaccione antes y nos quedemos sin conclusiones válidas. No tenemos que tener miedo a provocar problemas por una malnutrición durante la breve dieta de eliminación. Si damos las vísceras y los huesos correspondientes (o suplementamos los huesos adecuadamente), no habrá falta de minerales o vitaminas.

¿Qué complementos ayudan a reducir las reacciones alérgicas?

Los aceites de pescado pueden ayudar con problemas del pelaje o de la piel porque son ricos en ácidos grasas Omega-3, con propiedades anti-inflamatorias. También hay aceites ricos en gamma-linoleico como el aceite de onagra, cáñamo o de borraja que son anti-histamínicos naturales.

La espirulina también puede ayudar en casos de alergia, ya que ayuda en la digestión y a la flora intestinal. También existen hierbas medicinales que son magníficas y reducen los síntomas de la alergia, por ejemplo la ortiga, la alfalfa, el trébol rojo o la raíz de bardana.

La ortiga es la hierba más potente en problemas de alergia, ya que tiene substancias que son anti-inflamatorias y anti-histamínicas. Se puede usar la planta fresca, seca o también las semillas.

Para saber qué más podemos hacer por nuestro animal alérgico, te interesará el Curso Online de Suplementos Naturales para perros y gatos.

Enfermedades de las articulaciones

comida natural para perros y gatosUn cambio a una dieta natural puede ayudar de por sí a nuestro perro o gato en caso de que sufra cualquier problema en las articulaciones. La dieta natural contribuye al bienestar del animal y esto ayuda a la curación de inflamaciones de articulaciones, sobre todo si abandonamos los cereales de su dieta, ya que pueden tener un efecto negativo en procesos inflamatorios. Adicionalmente, es clave observar el peso de nuestro amigo peludo; curar enfermedades de las articulaciones siempre es más problemático cuando existe sobrepeso.

Algunos de los alimentos que tienen un efecto especialmente positivo en las inflamaciones articulares son:

  • Comida fresca y natural, rica en vitaminas
  • Pescado o aceite de pescado rico en omega 3
  • Cartílago
  • Extracto de mejillones verdes
  • Garra del diablo
  • Cúrcuma
  • Escaramujo
  • Perejil
  • Arándanos
  • Romero
  • Ortiga
  • Agua buena, fresca y limpia

Es bueno también ayudar a los órganos de excreción como el hígado, porque trabajan más si hay inflamaciones en el cuerpo. Siempre ayuda una desintoxicación con medicina alternativa (nutrición ortomolecular, homeopatía, aloe vera…consulta a tu veterinario natural).

Enfermedades de las vías urinarias

Hoy en día hay muchos gatos y también perros que sufren de cristales en la vejiga. La mayoría de los cristales provienen de inflamaciones de la misma. El origen en muchos casos es una cistitis que se produce por bacterias, tumores o cristales. Es un círculo vicioso.

Si la orina es demasiado alcalina, se produce un ambiente ideal para las bacterias, inflamaciones causadas por ellas y la creación de cristales de estruvita. Por esto es importante que ayudemos al cuerpo a que haga una orina más ácida. Como casi siempre, dejar los carbohidratos es lo primero, después dar una dieta rica en agua. Si nuestro amigo no quiere beber por su propia voluntad, tenemos que ayudarle un poco poniendo caldo o nata al agua o mezclar la carne con un poco de agua.

La vitamina C natural también ayuda a la hora de hacer la orina más ácida. El escaramujo contiene niveles significativos de vitamina C natural y puede suplementar la dieta durante algún tiempo, el mismo efecto tienen los arándanos o los arándanos rojos.

Un remedio casero es el vinagre de manzana, debería ser no filtrado y natural – ¡perfecto para la salud de las vías urinarias!

El caso opuesto también se puede dar, existen los cristales de calcio-oxalato. Su causa es la orina demasiado ácida. En este caso deberíamos eliminar las verduras y frutas que contengan

El pH de la orina en gatos debe estar entre 6,0 – 6,5 y en perros entre 6,5 – 7,0. Si está más bajo de 6 es demasiado ácido y si está más alto de 6,5 (en gatos) o 7,0 (en perros) es demasiado alcalino.mucho ácido de oxalato, como la espinaca o la remolacha, y optar por una dieta baja en sal, también ayuda evitar los alimentos ricos en vitamina C.

Si nuestro perro o gato sufre de infecciones crónicas de la vejiga podemos ay