Cuando tu perro y tú necesitáis más calma:

Te invito a hacer esto como un habito diario.

A partir de ahora, pon en tus quehaceres (placenteros) diarios esto: «meditar con mi perro».

O bien al principio del día, o bien al final del día…son los mejores momentos para aquietar la mente y estar un ratito «aquí y ahora» en casa, relajada y compartiendo momentos con tu perro, desde la paz.

En el vídeo de mi instagram (el primer vídeo de este post), te muestro cómo Klim se quedó frito mientras meditábamos, y cómo se despierta, con su carita de «bufff, qué relajado estaba…de hecho, sigo relajado…».

Más abajo del vídeo tienes una herramienta que te va a ayudar, si crees que para ti es imposible aprender a estar en paz durante algunos ratos, diariamente con tu perro o tu tropa canina:

· En el primer vídeo te explico in situ cómo hemos llegado a la calma.

· En el siguiente vídeo tienes como herramienta mi voz, durante 10 minutos, que te conduce exactamente paso a paso para que puedas parar tu moto mental y sientas unos instantes de comunión con tu animal.

Atención, el primer día puede ser súper chulo, porque sentís serenidad, o súper raro, porque ni tú ni tu perro estáis acostumbrados a parar…En este segundo caso, no quiere decir que no estéis hechos para la meditación, sino que simplemente necesitáis habituaros: un día tras otro, poniendo este audio, os irá llevando a la calma que  mucha gente ya experimenta en el primer día!

· Si te mola la música de fondo, te recomiendo esta música…es paz.

· Y si eres de los que ha detectado que «ah, pues no es tan extraño esto de meditar y esto de aprender a gestionarme un poco los nervios…pero quiero saber más!» –> Entonces mira el botón de abajo de todo, o la imagen de abajo de todo, y clica!

Irás a ver otro vídeo junto a algo que creo que tanto a ti como a tu animal os servirá un montón para vivir cada vez con un vínculo más real y armónico!

Primer vídeo:

Meditando…Klim en calma y su despertar:

Segundo vídeo:

Ahora tú y tu tropa. Seas tú y tu gato, tú y tu perro, o tú y muchos animales más, prueba esto:

Cuando lleves un rato, observa a tu perro, a tu gato con una mirada atenta pero sin presión. Quizás puedes ir viendo cómo se siente en este momento, y puedes ver si lo que estáis haciendo es algo que os  invita a la mejora del vínculo con tu compañero o no.

…Pues no es tan extraña la sensación y quiero saber más:

Entonces, mira aquí:

…Y esto te interesa si eres alguien que desea empezar YA a aprender a fondo herramientas de gestión emocional animal, de una forma sencilla:

He preparado un programa especial que acepta inscripciones sólo hasta el 20 de noviembre, de herramientas de bienestar natural para tu animal, que os ayudarán a ti, humano y a los animales que te rodean, a vivir mejor en cuanto a las emociones, altibajos, y estrés que vivís.

Es hora de poner solución a las frustraciones, los miedos, y tus sentimientos también de impotencia y de culpa, por no saber hacer nada más por la tranquilidad de tu compañero y la de los humanos que conviven con vosotros…

Si te gustan los temas que verás al clicar en la imagen, y te quieres unir a la experiencia que verás si clicas en la imagen de aquí debajo, disfrutarás de momentos inolvidables con tu perro, y además conseguirás lo que más quieres, que es verlo más feliz: