Cuando tu perro y tú vivís incómodos por:

  • el paseo no es tan agradable como quisieras…
  • pasa mucho miedo en casa o fuera de casa cuando hay estruendos, ruidos fuera de lo normal, etc…
  • «no se entiende bien con otros perros»: gruñe, se molesta, e incluso tira a morder cuando se le acercan…

En este vídeo:

Puedes hacer algo sumado a lo que ya conoces.

Observa a tu perro con una mirada atenta pero sin presión. Quizás puedes ir viendo cómo se siente en este momento, y puedes ver si lo que estáis haciendo para solucionar el problema realmente invita al cambio a tu compañero o no.

Ponte en marcha: si te decides a mejorar la situación, disponte a pasar por cada pasito. Al principio te parecerá que avanzáis poco, pero a menudo sucede como cuando arranca un tren… primero le cuesta mucho empezar a mover todo el peso de la maquinaria, pero al cabo del tiempo, una vez ya funciona, el esfuerzo por mantener la velocidad (de mejora en tu caso) es mucho menor que al principio, y en cambio ves que avanzas claramente.

Crea hábitos saludables para bajar el nivel de estrés: en casa puedes practicar Tapping (EFT), para averiguar qué es lo que le está afectando tanto a tu compi como para tirar tantísimo de la correa, y también te servirá para tener espacios de calma con tu perro, en los que con tus manos le aportes tranquilidad (tanto a él/ella como a ti).

El paseo: recursos.

Miedo: recursos.

Conoce el curso de EFT para Animales online. Te hablo sobre él en el vídeo de este post, y estoy convencida en que si quieres aprender sobre ti y tu relación con tu compi, con este curso vas a conseguir mejorar el vínculo que tenéis: ver información del curso de EFT para Animales.

Si quieres seguir viendo vídeos como éste sígueme en redes o, mejor aún, para no perderte nada sobre la Vida Natural Animal y holística, suscríbete a nuestra newsletter.