Existen maneras de vivir de forma más natural la salud y la alimentación de nuestros amados peludos. 

Hoy día cada vez somos más las personas que hemos elegido un estilo de vida más natural, dentro de lo que la vida urbana nos ofrece: hemos empezado a elegir remedios naturales en lugar de algunos fármacos, buscamos espacios naturales donde regalarnos la vista y cuidar un poquito más nuestros pulmones y nuestros músculos (yendo de excursión a lugares cercanos a Barcelona, llenos de árboles y de vistas calmantes), y nos preguntamos a menudo si lo que comemos viene de origen sano y ecológico.

Hemos elegido una vida sana.

Entonces, ¿por qué no elegimos también una vida sana para nuestros compañeros de piso de 4 patas?

Muchos lo estamos haciendo, y vivimos más tranquilos sabiendo que le estamos aportando remedios sin efectos secundarios, y que tenemos herramientas de bienestar que consiguen que no se ponga tenso o nervioso tan a menudo como antes.

En Vida Natural Animal te ofrecemos un espacio a todos los amantes de los perros, en el que puedan ver todo tipo de posibilidades para tener una buena vida con su perro, es una gran oportunidad para mejorar el bienestar global entre humanos y caninos.

Las terapias naturales que enseñamos en Vida Natural Animal dan, tanto en casa como en la clínica, más paz en casa y en cada perro, más salud intestinal y hepática (que se traduce en mejoras en la piel, por ejemplo), menos dolor, y menos ansiedad, gruñidos, tirones de correa…

Terapias naturales que mejoran la convivencia con tu perro

¿Cómo lo conseguimos?

Con premisas sencillas. 

Algunas de ellas, para que no te asustes y dejes de pensar que las terapias naturales se las han inventado cuatro locos:

  • Terapias Naturales como las Flores de Bach tienen sus propios artículos científicos los cuales nos sirven a los que estudiamos estas terapias para seguir profundizando en ellas.

  • La mayoría de las terapias naturales que usamos en Vida Natural Animal tienen nulos o casi nulos efectos secundarios a diferencia de muchos fármacos.

  • Las que te voy a nombrar aquí, son combinables con cualquier tratamiento que esté recibiendo tu perro. Los veterinarios naturales conocemos ambos tipos de terapia, la alopática (la “normal”, según tú, lo que nos explican en la facultad) y la natural u holística, la cual nos aporta una visión más completa de lo que le pasa a tu animal, y muchas más posibilidades de tratamiento sin dañar su organismo y promoviendo su autocuración.

  • Los tratamientos que realizan veterinarios naturales son basados en la experiencia, y en casos de terapias antiguas como las basadas en la Medicina Tradicional China (MTC), son basados en la experiencia de miles de años, así que a veces el método científico no puede explicarlas no por falta de eficacia, sino por falta de apertura.

    Las publicaciones científicas son una parte pequeña de la forma de explicar la naturaleza, es por ello que cada día se “renuevan” teorías, porque desde el método científico es muy difícil explicar cómo se comporta de forma completa (global, holística) la naturaleza. La MTC observa la naturaleza desde hace muchos más siglos que la medicina moderna, y por ello tiene más explicaciones y tratamientos para los procesos patológicos.

    La MTC comprende los tratamientos y los pronósticos desde un punto de vista más global, para poder ofrecer herramientas de curación que van a la raíz del problema para que ya, de una vez por todas, no vuelva a reaparecer.

  • Terapias o técnicas naturales que puedes aprender en casa, lejos de costarte caras, te ayudarán a ahorrar dinero en piensos caros, o en visitas demasiado frecuentes al veterinario. Así podrás dedicar tus ahorros a visitas de revisión a veterinarios que te informen y que no sobremediquen (y mejor que conozcan las terapias naturales para poder estar siempre preparado ante cualquier probable inicio de enfermedad).

Terapias naturales que mejoran la convivencia con tu perro

El beneficio de “darse cuenta”

La mayoría de personas que van a veterinario holísticos descubren el abanico de emociones de su perro y descubren también nuevas maneras de relacionarse con su salud y su comportamiento, llegando al equilibrio y al bienestar en casa gracias a la comprensión que aportan estas terapias al problema que le ocurre al perro:  no es lo mismo ir repetidamente al veterinario a que le ponga una inyección para que mi perro pare de rascarse, que entender yo mismo por qué se rasca, y ponerme en marcha, formando equipo con el veterinario para que mi perro consiga erradicar la causa del problema y alcance una salud orgánica y emocional plenas.

A nosotros, los humanos, nos pasa lo mismo: yo de jovencita padecía de migrañas que “sanaba” con repetidas dosis de ibuprofeno, hasta que descubrí que el motivo de las migrañas eran varios factores que aumentaban mi estrés: aprendí a meditar y a relajarme con respiración, y con ello me di cuenta que ya no necesitaba ibuprofeno, porque ya no tenía migraña. Hoy día, cuando tengo un inicio de dolor de cabeza, como sé el por qué me viene el dolor de cabeza, uso tanto la respiración como las Flores de Bach para poder gestionar mejor el problema emocional que me provoca dolor de cabeza.

Y adiós a las migrañas.

¿Qué terapias son interesantes para mejorar la convivencia?

Terapias que puedes aprender tú mismo y puedes aplicar a tu compañero para mejorar su calidad de vida (calmar, disminuir peleas, ladridos, dolor, picores…y un sinfín de malestares):