Este es un post que hice para Lalocadelosgatos.com, y quizás te sirve si ya has ido al vet, habéis descartado pulgas y otras causas, y estáis tratando y tratando el problema como causado por algún tipo de alergia…

Si quieres ayudar aún más a tu gato,… podemos tratar algunos problemas de piel con aloe vera.

Cuando se acercan los cambios estacionales de frío a calor, o de calor a frío, suele ser frecuente ver que en la clínica incrementan los casos de problemas de piel.

Algunos problemas de piel vienen de causas internas graves (de ello hoy no hablaremos, recuerda que una vez diagnosticado por un veterinario, mejor natural, puedes apoyarle mucho con aloe vera ingerido), pero a veces, sobre todo cuando viene el calor, algunos problemillas se deben a cuestiones tan sencillas como el contacto con una planta nueva, o el hecho de que hay más insectos en el jardín o balcón, o hay más actividad en casa (heridas)… o incluso el problema de piel se nos presenta mostrándonos que nuestro gato tiene cierta hipersensibilidad que se manifiesta más claramente en los cambios de tiempo, sin llegar a ser un problema cuando ya se ha estabilizado la temperatura ambiental. 

Hace poco os hablé del aloe vera como planta que se puede tomar oralmente y puede ayudar mucho de manera nutricional a nuestro gato. Hoy toca hablar de la parte sencilla y famosa (pero no menos importante) de esta planta: la aplicación de aloe vera en la piel del gato.

Esta planta es conocida mundialmente como “la planta de las quemaduras”, o planta “cicatrizante”.

Pues sí, ayuda mucho, muchísimo, a reparar las heridas y quemaduras en piel de humanos y otros mamíferos…de hecho multiplica por 3 la capacidad regenerativa de la piel que se ha dañado…y eso a veces puede parecer espectacular: una herida que parece que no hay manera de cicatrizar, si la tratamos con aloe vera a nivel tópico, puede mejorar en mucho su aspecto en pocos días. 

Y eso es una maravilla cuando nuestro gato es outdoor y vuelve a veces con heridas que no sabemos ni cómo se ha hecho…y nuestro veterinario nos dice que le tenemos que hacer curas diarias: no es lo mismo hacer curas diarias y ver que la cicatrización no avanza, que ver que gracias al el aloe vera se va cerrando y sanando la herida progresivamente.

Es un alivio, la verdad.

Si usas marcas buenas (95-99% aloe vera puro, de fabricación respetuosa con los principios de la planta, como las cremas de la marca Forever Living Products), verás buenos resultados. 

Maniobras felinas….es decir actúa rápido:

Te puedo decir que es mejor usar crema que aloe líquido, en gatos, pues a veces nuestro compañero sólo nos deja maniobrar 1’5 segundos para aplicar la crema sobre la herida (y si fuese aloe batido líquido tendríamos que extenderlo, dejar que se empape mediante una gasa…lento).

Con Daka, hay veces que se deja y veces que no, y cuando no se deja, le aplico la crema con un “dedo volador”: crema en la punta del dedo, aplicar directamente sobre la herida con decisión, que la cubra bien toda…y el aloe hará su parte.

Mejor eso que nada, en el caso del aloe, pues tiene características desinfectantes muy interesantes, que en mi casa han hecho que ya no use el Betadine para heriditas (yo no he dicho eso).

Si se lo lame…bueno… si la crema es sólo de aloe y natural, no tiene por qué ocurrir nada (recuerda que los gatos pueden “beber” aloe para curarse).

Si en ese momento de molestia lo podemos convencer de que no se lama la herida tratada, genial…una manera que en algunos gatos funciona es tener preparado un “juguete de caza” y jugar con él un rato al típico juego del hilo atado a un ratoncito de juguete o plumitas, hasta que se haya absorbido el aloe en la piel (5-10 minutos…que si sólo son 2 minutos, pues algo es algo…pero mejor 5-10 min!!!).

O masajito de 5-10 min, si se deja…

Lo que el Aloe Vera puede hacer por la piel de tu gato (revisemos un poco sus propiedades):

    • Es exfoliante: ayuda a eliminar células muertas y tejido muerto de lesiones eccematosas, con descamación, o con costras…
    • Antiprurítico: disminuye en cierto grado el rascado/lamido. Ayuda a las dermatitis alérgicas.
    • Antimicrobiano: ayuda al tratamiento de micosis, enfermedades víricas en piel, y enfermedades bacterianas. Se puede combinar con otros tratamientos veterinarios: aplicando aloe a unas horas del día (2 veces al día), y el otro tratamiento veterinario a otras horas distintas, siguiendo la receta veterinaria. Así permitimos la absorción y acción de cada tratamiento por separado de manera óptima.

 

  • Aumenta la división celular y la cicatrización, incrementando la rapidez de curación hasta tres veces.

 

  • Disminuye el dolor de la zona en la que aplicamos aloe.
  • Es una gran solución de Primeros Auxilios, al no tener efectos secundarios detectables. Se puede aplicar aloe vera en heridas/lesiones una vez las hemos limpiado, y de ahí ya nos podemos ir al veterinario un poco más tranquilos. También es importante la crema de aloe como Primeros Auxilios en aquellos sitios que tenemos que esperar a que venga el veterinario: mientras tanto, al menos, el aloe ya está “parando el golpe” evitando que la herida o lesión vaya a peor (protectoras, colonias controladas…).

Lo que el Aloe Vera no puede hacer por tu gato ( también llamado “si quieres milagros, viaja a Lourdes”)

  • El aloe vera no mata parásitos (pulgas, garrapatas). Si nuestro gato tiene reacciones a las picaduras de estos fabulosos bichitos, el aloe sí puede ayudar a los picores y a las mordeduras de garrapata, lo mejora muchísimo…pero tú tendrás que encontrar la manera de erradicar a las pulgas/garrapatas. Si no eliminas los parásitos… no estás eliminando la causa del problema…
  • No cura el cáncer (lesiones en piel): no obstante, si el veterinario elimina el tumor o la piel afectada por el cáncer, el aloe tópico sobre la cicatriz puede ayudar mucho a la recuperación de la zona. Y el aloe bebido ciertamente mejorará mucho su calidad de vida. 

Lo que en general debemos hacer para tratar lesiones en piel con crema de aloe vera

(heridas, úlceras en piel, abscesos abiertos, cicatrices, lesiones descamativas, lesiones por lamido o rascado…):

Casi en todos los casos actuaremos de la misma manera. Mucho mejor si antes hemos hablado con el veterinario sobre el tratamiento que nos gustaría hacer, sobre todo para que sea él/ella quien limpie la herida inicialmente si ha sido traumática, pues lo hará con cuidado y eliminando piel, pelo y tejido que de otra manera retrasaría la curación o la empeoraría.

También en caso de otras lesiones está bien comentar al veterinario que conoce a nuestro gato lo que queremos hacer: cuando todo lo demás no ha funcionado (en alergias por ejemplo, abscesos, lesiones por lamido o cicatrices que tardan en curar), el veterinario agradecerá tu iniciativa (no mordemos…!) y si después le explicas los resultados, otros gatos se podrán beneficiar de esta maravillosa planta.

Bueno: manos a la obra: 

Lo que debemos hacer para tratar lesiones de piel con aloe vera, en gatos que sí se dejan tratar:

  • Siempre tenemos que tratar de eliminar la causa: si hay pulgas, elimínalas; si hay alergia a algún tejido o planta, elimínalo, etc. El veterinario ahí te ayudará.
  • Limpia la lesión con aloe vera líquido, diluido al 50% con agua limpia (embotellada suele ser suficiente, es limpia). En algunos casos, no hay que excederse en mojar la zona.
  • Seca bien, sin dañar más.
  • Si hay pelaje en la zona que pueda caer dentro de la herida, suele afeitarse el alrededor de la herida para poder ser mejor tratada (alguien experto que lo haga por ti).
  • Aplicar una capa generosa de aloe vera sobre la lesión (yo uso Aloe vera Gelly) – Aplicar de 4 a 6 veces al día si la herida es grave, y luego, cuando mejore el aspecto de la lesión, seguir con 2 veces al día.
  • Sobre todo en alergias y heridas por lamido, entre otros, el jugo de aloe vera puro, añadido a la dieta, será muy beneficioso pues ayudará a una buena respuesta inmunitaria y nutricional del organismo de nuestro gato.

En caso de lesiones por alergia, alguna vez, poco frecuentemente aparece una “crisis curativa”, como en homeopatía: eso significa que el aloe vera está “poniéndose de acuerdo” con el organismo del enfermo, está “negociando”.

Dura 1-2 días y es un efecto de “limpieza de piel” previo al efecto de curación, en el que las lesiones pueden parecer más enrojecidas. Es muy poco frecuente, lo he visto en muy pocos casos, así que no te preocupes en exceso si durante las primeras 24-48h te parece que se rasca más o que las zonas que le picaban parecen un poco más enrojecidas de la cuenta: si sigues con el tratamiento de piel y lo complementas con el aloe vera bebido, además de darle una nutrición adecuada, realmente estarás apoyando a tu gato, y en unas cuantas semanas pasarás de tener un gato alérgico a un gato que tiene un sistema inmunitario fuerte y capaz de lidiar con cualquier tejido, planta o bicho que antes le daba alergia.

Cualquiera de estos tratamientos se pueden potenciar mucho más si le añadimos, a la crema de aloe, unas gotas de esencias florales de Bach, las que sean necesarias para tu gato en concreto. De esta manera se ayudará a tratar a nivel vibracional el problema de piel de tu gato…pero eso se tiene que explicar lento y bien…si queréis os los cuento en otro post 😉

Un saludo y espero cada día tengáis más interés en el aloe vera y en los Suplementos Naturales para Animales!

Y si te he despertado la suficiente curiosidad como para hacer un curso sobre aloe y bastantes Suplementos naturales más, muy útiles en nuestros gatos y perros, mira la info aquí.

 

blank

 

Mercè Giménez Genovès

Veterinaria Natural especializada en divulgación – hola@vidanaturalanimal.com